Ayúdate en el duelo:

Es importante saber que no somos superhéroes que pueden con todo sin sentir algo. Pedir y reconocer que se necesita ayuda no es un signo de debilidad, es un gran acto de amor, una forma de autocuidado y de procurar a los demás para poder mejorar en tiempos difíciles.

Por ello te damos las siguientes sugerencias que pueden ayudarte con tu duelo:

  • Habla de él o ella: Hablar de nuestro hijo fallecido y decir su nombre es una forma de poder entender que, a pesar de que ya no está con nosotros, existió y dejó una huella en cada persona que conoció.
  • Apoyate de familiares y amigos: Una pérdida así no es fácil de superar, por ello si necesitas un momento para poder procesar tus sentimientos, recordar, llorar o desahogarte, te recomendamos que tengas a un círculo de apoyo cercano, esto te ayudará a derogar tareas pequeñas, mandados o el cuidado de tus otros hijos.
  • Grupos de apoyo: El duelo y el aislamiento de los padres después de esta pérdida puede significar una desconexión con el mundo que nos rodea, por ello ir a un grupo de apoyo te brindará un lugar donde podrás hablar de manera abierta y sincera, y escuchar a otros padres, quienes están pasando o pasaron por su proceso puede ayudarte a encontrar esperanzas en el mañana, siendo una gran ayuda y apoyo para tu proceso de duelo.
  • Tómalo con calma: Saber que hacer con las pertenencias de nuestro hijo fallecido puede ser abrumador, pero nadie lo presiona para hacer las cosas inmediatamente, reflexione, hable con su pareja o con sus otros hijos para saber cómo proceder con ellas.
  • Preguntas incómodas: Muchas veces, la gente que tenemos a nuestro alrededor puede hacer preguntas o comentarios incómodos, es por ello que debe prepararse para responder este tipo de preguntas, cómo “¿Cuántos hijos tiene?” o comentarios del estilo “Al menos tienes otros hijos”. Recuerde que no lo hacen para lastimarlo, simplemente no saben cómo manejar la situación o que decir en esos casos.
  • Fechas importantes: El cumpleaños o la fecha de fallecimiento de nuestro hijo pueden llegar a ser días difíciles, por ello es importante saber cómo y qué se hará en esos aniversarios para poder sobrellevarlo, ya sea que se empiece una tradición familiar o que usted pase el día recordando, viendo fotos, hablando de las aventuras que tuvieron juntos, haciendo una actividad que a su hijo le gustara u homenajearlo ya sea plantando un árbol, haciendo una donación a su nombre a una caridad que vaya con el pensamiento y lo que apoyaba su hijo, etc. Esto ayudará a resignificar estos días.

Estas son solo algunas estrategias de apoyo emocional, acércate con un especialista de confianza, él o ella te podrán guiar mejor en tu proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *