La inmortalidad digital

Redes sociales, inmortalidad digital, comportamiento

¿Qué hace Facebook con tu cuenta y pereces?

Las redes sociales como plataformas de convivencia y hábitats virtuales, han evolucionado día a día para dar a sus usuarios una experiencia cada vez más alegada de lo que podemos definir como “vida digital”.

En este punto que los seres vivos de Facebook pueden trasladar los sucesos importantes de nuestra vida como el cumpleaños, la culminación de nuestra preparación académica, la formalización de un compromiso, entre muchos otros que la conforman; Dada esta tendencia no se deja dejar de lado el tema de la muerte, un evento tan natural y constante, que la red social más popular en el mundo no hay ignorar.

La modalidad de “Cuenta conmemorativa” funciona a través de la programación anticipada de tu cuenta para que al fallecer ésta se convierta en homenaje de vida,  que contendrá todos y cada uno de los momentos que dejaste ahí. De igual forma Facebook te da la segunda opción de eliminar la cuenta, si es tu deseo.

Este tipo de dinámicas nos permite reflexionar de forma más puntual sobre el suceso en sí, y entender que el final de una vida es un evento ineludible y por demás importante, mientras más conscientes estemos de esto, mejor preparados nos encontraremos.

Así es fácil de tomar las decisiones en nuestro destino, como la adquisición de nuestros servicios funerarios y el sitio de descanso de nuestros restos mortales. Ser precavido y anticiparse no sólo nos generará la tranquilidad en el futuro, sino que también puede significar un ahorro importante.

 

Consulta en la liga del proceso para “Facebook en memoria”

Embalsamamiento. Rompamos mitos.

ceremonia, funeral, funeza, servicios funerarios, ataúd, cremación, familia, panteón

¿Cuál es su historia y cómo nos ha beneficiado?, aquí te lo decimos.

 

Es quizá una de las actividades más antiguas de la historia humana, en cuanto a ritos funerarios; ella nos remonta indudablemente a los egipcios, en el 3200 a.c.,  se ha sugerido también que pueblos sudamericanos como los Chinchorro, de Chile y los Incas del Perú realizaban la practica de momificar artificialmente a sus muertos en base a la técnica del embalsamado.

 

En concreto podemos definir el embalsamamiento como la práctica de conservar un cuerpo fuera del estado de descomposición mediante distintas técnicas, en la cuales se emplean de igual forma diversas sustancias y procedimientos; este hecho podría explicar la confusión y mitos que existen hoy en día por el desconocido de su procedimiento moderno, el cual no requiere de la extracción de los órganos, como fue costumbre en Egipto, salvo en algún caso especial.

 

Las razones que han llevado a muchas culturas a adoptarla van desde las creencias religiosas, culturales hasta tratados sociales e incluso algunas de estas razones han encontrado fundamento en investigaciones científicas.

 

Mientras que los egipcios pensaban en la inmortalidad del espíritu humano a través de la conservación del cuerpo y la preservación de su identidad en el más allá; en el renacimiento vieron esta técnica de conservación como la solución que les permitió estudiar la anatomía humana, sin verse perjudicados por la rápida descomposición de los cuerpos.

 

Gracias a la línea científica, podemos agradecer  los avances de Frederick Ruysch en el campo de la medicina para la preservación del cuerpo humano, y el descubrimiento del funcionamiento de la circulación  y bombeo del corazón, realizado  por William Harvey, sólo por mencionar algunos.

 

Fue hasta la Guerra Civil de los Estados Unidos que su práctica tomó más fuerza al generarse el deseo de devolver los cuerpos sin vida de los soldados, a sus familiares.

 

El correr de los años, la transición de las ideologías de la sociedad moderna y los beneficios que el embalsamado trae consigo, han dejado espacio para que se practique de manera habitual y forme parte de los servicios funerarios actuales.

 

Los principales beneficio que tiene son la reducción de peligro en el contagio de infecciones, a la hora de llevarse a cabo el velorio y el permitir un ambiente libre de los olores propios de la descomposición; su evolución científica y técnica la convierten en una practica segura y altamente recomendada, siempre y cuando sea realizada por personal especializado y capaz.

 

La siguiente semana daremos seguimiento al tema abordando todo lo relacionado con el enfoque técnico. Te invitamos a que nos compartas tus comentarios y aportaciones al tema.

Diabetes, causa #2 de muerte en México

Enfermedades, diabetes, muerte, datos, hospital

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Publica (INSP), Desde el año 2000, la diabetes mellitus en México es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres. En 2010, esta enfermedad causó cerca de 83 000 decesos en el país.

La diabetes es un padecimiento en el cual el azúcar (o glucosa) en la sangre se encuentra en un nivel elevado. Esto se debe a que el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina, una hormona que ayuda a que las células transformen la glucosa (que proviene de los alimentos) en energía. Sin la suficiente insulina, la glucosa se mantiene en la sangre y con el tiempo, este exceso puede tener complicaciones graves.

 

¿Cómo afecta la diabetes a la salud?

La diabetes mellitus aumenta el riesgo de cardiopatías y accidentes cerebrovasculares (como embolia). Además, a largo plazo puede ocasionar:

Amputaciones (por las lesiones que ocasiona en los pies)

Ceguera (debido a las lesiones en los vasos sanguíneos de los ojos)

Impotencia sexual (por el daño al sistema nervioso)

Insuficiencia renal (por el daño al tejido de los riñones)

Sin embargo, teniendo controlada la diabetes se pueden evitar o disminuir muchas de estas complicaciones.

 

Complicaciones de la diabetes

A pesar de que la diabetes puede ser diagnosticada fácilmente y de que existen cada vez más tratamientos disponibles para ayudar a las personas con diabetes a mantener bajo control sus niveles de glucosa, las consecuencias del mal control y la mortalidad por diabetes continúan en aumento.

En México la diabetes es la primera causa de ceguera adquirida en edad productiva; también es la primera causa de amputaciones no traumáticas de miembros inferiores y de insuficiencia renal crónica.

Aunque ésta es una de las pocas enfermedades que afectan más al sexo femenino, en promedio los hombres con diabetes mueren a una edad más temprana que las mujeres (67 versus 70 años respectivamente), y sólo 20% de los hombres que han desarrollado este padecimiento viven más de 75 años, contra 26% en el caso las mujeres.

 

Complicaciones agudas

Las complicaciones serias, que representan una amenaza para la vida, pueden surgir rápidamente. Afortunadamente, tales complicaciones pueden desaparecer igual de rápido si usted, y la gente más cercana a usted, sabe qué hacer y cómo hacerlo.

Las complicaciones agudas surgen de azúcares altas en sangre sin control (hiperglucemia) y azúcares bajas en sangre (hipoglucemia) causadas por una falta de coincidencia entre la insulina disponible y la necesaria. En resumen, o tomó demasiado medicamento para la diabetes, o demasiado poco.

Algunas complicaciones agudas requieren atención médica inmediata. Estas emergencias incluyen:

  • Hipoglucemia
  • Estados hiperosmolares hiperglucémicos (HHS)
  • Cetoacidosis diabética (DKA)
  • Complicaciones crónicas

Las complicaciones crónicas tienden a surgir con el transcurso de años o décadas. Con frecuencia, existe daño antes de que haya síntomas, así que se recomiendan análisis preventivos de rutina para detectar y tratar los problemas antes de que ocurran o empeoren. Los problemas incluyen:

  • Pérdida de visión o ceguera
  • Daño o insuficiencia renal
  • Dolor y daño a los nervios
  • Enfermedad cardíaca y de los vasos sanguíneos
  • Alta presión sanguínea
  • Problemas dentales
  • Problemas en las manos
  • Problemas en el pie
  • Factores de la diabetes

La diabetes mellitus incluye a un grupo de enfermedades metabólicas, sistémicas, que se caracterizan por hiperglucemia, disminución de la utilización y sobre producción endógena de glucosa provocada por defectos en la secreción de insulina en su acción o ambos.

Es importante señalar que el diagnóstico de diabetes se construye con niveles de glucemia establecidos arbitrariamente con base en un mayor riesgo de desarrollar complicaciones crónicas, específicamente complicaciones retinianas. Detrás de estos niveles, existen desde muchos años antes, alteraciones que incluyen una predisposición genética a limitaciones en la capacidad de secreción de insulina y resistencia a la hormona, que se hacen evidentes por cambios en el ambiente, que incluyen una alimentación inadecuada, sobre todo por un exceso de calorías, de grasas saturadas y carbohidratos. Antes de cumplir los criterios diagnósticos de diabetes, los individuos afectados pasan por etapas evolutivas de duración variable, determinando defectos identificables que contribuyen al desarrollo de la enfermedad, como sobrepeso u obesidad, disminución de sensibilidad a la insulina y cambios en la cantidad, pulsatilidad y temporalidad (retraso en la respuesta a estímulos) de la secreción de la insulina.

La compensación a la resistencia a la insulina con un aumento de secreción de la hormona tiene un límite, a partir del que esta capacidad se deteriora, claudicando finalmente y dando origen a una hiperglucemia progresiva.

 

¿Cómo prevenir la diabetes?

La diabetes mellitus es una enfermedad que se origina debido a la combinación de diversos factores, entre los que se encuentran la edad, la obesidad, el sedentarismo, la alimentación inadecuada, los antecedentes familiares y algunos factores genéticos.

Entre las estrategias que se pueden seguir individualmente para prevenir la aparición de diabetes se encuentran:

  • Mantener un peso saludable (para saber el peso ideal, consultar al médico o nutriólogo)
  • Tener una alimentación alta en fibra
  • Realizar actividad física con regularidad
  • Levantarse unos minutos después de un periodo prolongado de estar sentado
  • Moderar el consumo de los alimentos con alto contenido calórico y de carbohidratos
  • Disminuir los alimentos altos en grasas saturadas y grasas trans
  • No fumar
  • Moderar el consumo de alcohol
  • Acudir periódicamente al médico para realizarse pruebas de glucosa en sangre.
  • Evitar las bebidas azucaradas y refrescos

Los factores relacionados con el estilo de vida pueden modificarse con el objetivo de mejorar la salud de las personas y disminuir las posibilidades de desarrollar diabetes. Estas intervenciones pueden disminuir hasta en 31% la presentación de casos de diabetes mellitus 2.

 

Conclusiones

La gravedad de la epidemia de diabetes, así como el hecho de que se trata de una enfermedad prevenible, llama a fortalecer las estrategias para hacerle frente. El impacto que tiene sobre la calidad de vida de las personas que la padecen la convierte en un área prioritaria para el sector salud.

La diabetes es una enfermedad crónica de causas múltiples. En su etapa inicial no produce síntomas. Cuando se detecta tardíamente y no se trata adecuadamente ocasiona complicaciones de salud graves como infarto del corazón, ceguera, falla renal, amputación de las extremidades inferiores y muerte prematura. Se ha estimado que la esperanza de vida de individuos con diabetes se reduce entre 5 y 10 años. En México, la edad promedio de las personas que perdieron la vida por diabetes en 2010 fue de 66.7 años, lo que sugiere una reducción de 10 años.

La pérdida de un familiar cercano es uno de los acontecimientos más desoladores para familiares y amigos, pues representa una pérdida completa e irreversible. Y es precisamente en ese momento doloroso cuando la toma de decisiones no es del todo asertiva, y no es el mejor momento para ponerse práctico y hacer cuentas. Es por eso por lo que antes de tener la necesidad de contratar un servicio funerario, es conveniente que te informes y conozcas cómo funciona este mercado con el fin de evitar que, llegado el momento, la afectación sea sólo moral y no económica.

En Funeza, contamos con Planes Integrales de Previsión que te permite hacer todos los arreglos funerarios anticipadamente, evitando con esto que ninguno de sus seres queridos tenga que tomar decisiones bajo condiciones emocionales desfavorables, en ese momento.

Adicional a la tranquilidad y carga emocional de la que liberará a su familia, económicamente hacer los arreglos funerarios de manera anticipada trae múltiples beneficios.

 

¡No esperes más!, Contáctanos y pregunta por nuestros servicios.

El duelo y la pareja ¿Cómo Sobrellevarlo?

ceremonia, funeral, funeza, servicios funerarios, ataúd, cremación, familia, panteón

El duelo es un proceso en parte interno y en parte compartido: interno, porque implica un proceso de introspección, de revisión y reconstrucción, guiado por el dolor; y compartido, porque como seres sociales que somos, vivimos en familia, en comunidad, etc.

El duelo tiene lugar tras cualquier clase de pérdida, aunque suele ser más intenso tras el fallecimiento de algún ser querido. No es un sentimiento único, sino más bien una completa sucesión de sentimientos que precisan de cierto tiempo para ser superados, no siendo posible el acortar este período de tiempo. Es la respuesta emotiva a la pérdida de alguien o de algo que es importante para nosotros.

Lo que vivimos afecta a nuestro entorno y, al mismo tiempo, la manera en que lo vivimos está mediada por nuestro círculo más cercano y por nuestra cultura.

El duelo por la muerte de la pareja

Cuando sufrimos la pérdida de una pareja, pareciera que el mundo cambia drásticamente, el dolor puede hacer que las personas se sientan aturdidas, agobiadas y atemorizadas.

Puede sentirse culpable por ser el que todavía está vivo. En algún momento, es posible que hasta se sienta enojado con su pareja por haberlo dejado. Todos estos sentimientos son normales. No hay reglas sobre cómo debe sentirse. No hay una forma correcta o incorrecta de estar de duelo.

Cuando está sufriendo por una pérdida así, puede sentir dolor físico y emocional. Las personas que están de duelo a menudo lloran fácilmente y pueden tener:

  • Dificultad para dormir
  • Poco interés en la comida
  • Problemas de concentración
  • Dificultad para tomar decisiones.

Además de lidiar con los sentimientos de pérdida, quizás también tenga que poner en orden su propia vida. Esto puede ser una tarea dura. Algunas personas pueden sentirse mejor antes de lo que esperaban, mientras que otras pueden tomar más tiempo.

¿Todos sienten lo mismo después de la muerte de un cónyuge?

Los hombres y las mujeres comparten muchos de los mismos sentimientos cuando muere su pareja. Ambos pueden lidiar con el dolor de la pérdida y ambos pueden preocuparse por el futuro. Pero también puede haber diferencias.

Muchas parejas casadas se reparten las tareas del hogar. Dividir los trabajos a menudo funciona bien hasta que hay una sola persona que tiene que hacerlo todo. Aprender a administrar nuevas tareas, desde los quehaceres del hogar hasta las reparaciones de la casa y las finanzas, lleva tiempo, pero se puede hacer.

Estar solo puede aumentar las inquietudes sobre la seguridad. Es una buena idea asegurarse de que haya cerraduras que funcionen en las puertas y ventanas. Si necesita ayuda, lo que mejor se puede hacer es pedirle ayuda a un familiar o amigo.

Enfrentar el futuro sin la pareja, puede causar temor. Muchas personas nunca han vivido solas. Aquellos que son viudos y jubilados pueden sentirse muy solos y deprimidos.

El duelo dentro de la pareja

Cuando tiene lugar una pérdida en la familia, sus miembros inevitablemente inician su proceso de duelo, cada uno diferente, a su manera y con sus peculiaridades. En el ámbito de la pareja, se establecen las mismas diferencias individuales, con la dificultad añadida de que hay que manejar este proceso con la dinámica previa de la pareja y con la carga añadida que suele depositarse en los momentos de dolor.

El duelo por la muerte de un hijo es la primera de las pérdidas que nos viene a la mente cuando pensamos en el duelo conjunto que vive la pareja, pero la muerte de algún familiar cercano o de amigos también desencadena el duelo y, por tanto, el proceso compartido.

Aceptar las diferencias en pareja ante la vivencia de un duelo

A menudo somos testigos de cómo dos personas que ven una misma escena pueden interpretarla de diferente manera e, incluso, pueden explicarla de forma tan dispar que, a veces, parece que han visto escenas distintas.

Con el duelo y la pareja ocurre lo mismo: puede que ambos hayan perdido a un hijo, pero la forma de asumirlo, expresarlo y vivirlo va a ser distinta, puesto que son personas distintas. Y ahí está el reto de la pareja que experimenta una pérdida: en saber entender que el duelo del otro, su forma de expresarlo y vivirlo es tan válido como el propio.

Claves para superar el duelo en la pareja

En el duelo en pareja hay dos ingredientes fundamentales: la claridad y la paciencia. Es muy común que en estas circunstancias se atribuyan a la pareja suposiciones y pensamientos que se asumen como ciertas sin confrontarlas primero, pudiendo ser reales algunas veces, pero otras, no.

Poner claridad en los sentimientos de uno y otro va a potenciar la empatía entre los dos. Es la manera que tiene la pareja de ajustarse, de poder ver cómo poder ayudarse entre ellos y, también, de comprobar qué expectativas de uno y otro no pueden o no van a cumplir.

Conflictos del duelo en pareja

Cuando escuchamos al otro y le atendemos con cariño y la mente abierta, podemos comprender lo que le ocurre, cómo lo está asumiendo y cómo está siendo su proceso, siempre diferente al camino propio. Por tanto, habrá puntos de encuentro y puntos de divergencia. Las necesidades de cada uno serán diferentes, puesto que cada uno va a vivir el duelo a su manera y con sus propias peculiaridades.

En esta situación, será normal que la pareja atraviese por momentos de mayor tensión, en los que el conflicto y la irritabilidad estarán presentes, puesto que hay muchos cambios, dolor, experiencias vividas. Es importante, tener en cuenta que la vida ha cambiado y eso se refleja en la pareja. Tanto uno como otro tendrán la mayor parte de su energía centrada en su propio proceso.

Conclusiones

Cuando la pareja muere, a pesar de que pase el tiempo, es posible que aún extrañe a su cónyuge. Pero para la mayoría de las personas, el dolor intenso disminuirá. Habrá días buenos y malos. Es posible que la persona se sienta culpable por reírse de una broma o disfrutar de la visita de un amigo. Es importante que comprenda que esto puede ser un sentimiento frecuente.

Cuando se vive en pareja el duelo de algún otro familiar, la manera en que los dos vayan afrontando el proceso y cómo lo vayan resolviendo determinará la unión y el crecimiento de la pareja, o su distanciamiento. Para poder atravesar juntos este camino, es importante tener claro que lo que está en la base es el amor. Desde el amor se conecta con la comprensión, la empatía, la paciencia y el respeto.

Un tema de suma importancia es considerar que lo único seguro que tenemos en esta vida es que en algún momento vamos a partir, por esto es conveniente pensar y planificar nuestra partida, para no dejarle problemas a nuestros familiares.

En Funeza, contamos con un Plan de Previsión que te permite hacer todos los arreglos funerarios anticipadamente, evitando con esto que ninguno de sus seres queridos tenga que tomar decisiones bajo condiciones emocionales desfavorables, en ese momento.

Adicional a la tranquilidad y carga emocional de la que liberará a su familia, económicamente hacer los arreglos funerarios de manera anticipada trae múltiples beneficios.

¡No esperes más!, Contáctanos y pregunta por nuestros servicios.

¿Cómo tramitar tu ayuda de gastos funerarios ante el IMSS?

Testamento, Herencia, Problemas, Legales, Trámite,

Hasta 60 días de salario mínimo.

Este trámite es muy sencillo si tomamos en cuenta que como titulares debemos dejar todo en orden para que en caso de nuestro deceso, nuestros familiares lo puedan realizar de forma exitosa y sin mayores complicaciones. A continuación te presentamos la documentación y requisitos para dicho proceso.

La condiciones y requisitos para este apoyo, de hasta dos meses de salario mínimo son:

  1. Tener registradas por lo menos 12 semanas de cotización en los 9 meses previos al fallecimiento. En caso de riesgo de trabajo, no se requieren semanas previas de cotización.
  2. Derechos vigentes del asegurado al momento de la muerte.

Si era pensionado, también deberá de haber tenido vigentes sus derechos.

  1. Documentación del asegurado o pensionado:
    Cualquier documento que contenga el número de seguridad social y nombre del asegurado o pensionado; expedido por el IMSS, INFONAVIT o alguna AFORE.
  2. Copia certificada del Acta de Defunción expedida por el Registro Civil de la entidad federal que corresponda.

Siendo un caso por riesgo de trabajo: CURP, factura o documento fiscal que avale el pago de los servicios funerarios (por este punto se recomienda se asista a una empresa funeraria formal y bien establecida), y aviso de atención médica y calificación de probable accidente de trabajo.

Documentación del solicitante:

  1. Identificación oficial con fotografía y firma, vigente: Credencial para votar, cédula profesional, pasaporte, cartilla militar…
  2. Solicitud de otorgamiento de ayuda.


Este procedimiento se debe realizar en la Unidad de Medicina Familiar  o en la Subdelegación de adscripción, en un horario de 8:00 a 15:00 hrs, donde el personal del IMSS  atenderá y guiará al solicitante. Entra a https://www.gob.mx/tramites/ficha/ayuda-para-gastos-de-funeral-ante-el-imss/IMSS409 y conoce la ubicación de tu oficina más cercana.

7 consejos para aceptar la muerte de un ser querido

ceremonia, funeral, funeza, servicios funerarios, ataúd, cremación, familia,

Sobrellevar con la pérdida de un ser querido podría ser uno de los mayores retos que podemos enfrentar. Podemos ver la pérdida como una parte natural de la vida, pero aun así nos pueden embargar el golpe y la confusión, lo que puede dar lugar a largos períodos de tristeza y depresión.

 

Ciertamente, cada persona reacciona de forma diferente a la muerte y echamos mano de nuestros propios mecanismos para soportar el dolor que ésta conlleva. Las investigaciones indican que el paso del tiempo permite a la mayoría de las personas recuperarse de la pérdida si estas pueden contar con apoyo de su entorno social y mantenga hábitos saludables. Aceptar la pérdida de alguien cercano puede tomar desde meses hasta años. Pero, es importante entender que no hay una duración “normal” de duelo.

 

Cómo continuar con la vida

Es importante, saber que, superar la pérdida de un ser querido toma tiempo, pero las investigaciones realizadas por psicólogos y tanatólogos nos sugieren que esto puede ayudar a alcanzar un renovado sentido de propósito y dirección en la vida.

 

A las personas que están pasando por el duelo podrían resultarles útiles los siguientes 7 consejos para lidiar con su pérdida:

 

  1. Expresar y liberar las emociones

Las personas afectadas no deben contener el llanto si siente que está a punto de llorar. Tampoco debe preocuparse si escucha determinadas canciones o hacer cosas que solía hacer con su ser querido, sabemos que es un tema doloroso porque justamente trae recuerdos de la persona que perdió, sin embargo, es un tema que puede ayudar y es normal que sientas eso. Aceptar los sentimientos es una parte esencial, después de la muerte de alguien cercano, se puede experimentar todo tipo de emociones. Es normal sentir tristeza, rabia, frustración y hasta agotamiento.

 

  1. Escucha

La persona que ha sufrido la pérdida de un ser querido muy cercano necesita ser escuchada, no tanto como ser consolada. Quizás no necesite grandes consejos, sino más bien verbalizar sus sensaciones. Los psicólogos recuerdan que el desahogo a través de la palabra es una de las formas más efectivas para superar graves traumas. Por ello, también son muy recomendables tanto los grupos de apoyo como las sesiones particulares con profesionales que habitualmente se incluyen entre los servicios que prestan los seguros de decesos.

 

Ayudar a otras personas a que lidien con la pérdida, hará que también te sientas mejor. Compartir anécdotas sobre los difuntos puede ayudar a todos a lidiar con la pérdida.

 

  1. Rememorar y celebrar la vida de tu ser querido

Enmarcar fotos de momentos felices que vivieron juntos, ir a los lugares especiales donde la pasaban en compañía, plantar un jardín en su memoria o ir al panteón y dejarle flores, son algunas de las formas más significativas de honrar a esa persona especial. Prepara una caja o una carpeta de recuerdos con cosas de la persona que falleció.

 

Otra buena opción es unirte a un grupo de apoyo. Si crees que podría interesarte ir a un grupo de duelo, pregúntale a uno de tus padres, a un consejero escolar o a un líder religioso cómo hacer para encontrar uno. No tienes por qué hacer frente solo a tus sentimientos y tu dolor.

 

  1. Hablar del tema

Comienza a escribir en un diario los recuerdos que tienes de la persona que perdiste y cómo te sientes desde su partida. O escribe una canción, un poema o un tributo a esa persona amada. Puedes hacerlo en privado o compartirlo con otros. Platica sobre la pérdida de tu ser querido con amigos y colegas para poder comprender qué ha sucedido y recordar a la persona de la mejor manera. Negarse que ocurrió la muerte lleva al aislamiento fácilmente y puede a la vez frustrar a las personas que forman su red de apoyo.

 

A algunas personas les hace bien contar la historia de su pérdida o hablar acerca de sus sentimientos. Pero a veces, una persona no tiene ganas de hablar sobre la pérdida de un ser querido y eso también es completamente normal.

 

  1. Tiempo

Tanto si el fallecimiento ha sido repentino como si ha venido precedido de una larga enfermedad, la muerte no se asume, en general, en un instante y menos la de un ser querido y próximo. No acelerar las etapas de duelo y permitir a la persona afectada darse su tiempo para ello es básico a la hora de superar la muerte de un ser querido. No valen de nada prisas, ni agobios, según todos los estudios, el tiempo es la gran herramienta para superar este tipo de traumas.

 

  1. Nuevos estímulos

No se trata de olvidar ni tampoco de enterar el recuerdo de la persona fallecida, no es necesario ni recomendable, según los psicólogos, para aceptar la muerte. Sin embargo, si es necesario incorporar la realidad a la vida diaria y construir con ella una nueva rutina que será más sencillo si se buscan nuevos estímulos vitales o se recuperan los que se tenían. La simple presencia de otras personas que apreciaban a tu ser querido puede ser reconfortante.

 

  1. Ayuda profesional

Es necesario y muy útil contar con el apoyo de un profesional para superar la muerte de un ser querido. Por ello, siempre resulta muy práctico para el entorno familiar contar con la cobertura de apoyo psicológico. De esta forma, en el momento necesario los familiares del fallecido –hijos, padres y hermanos- contarán con una ayuda profesional para superar el duelo de forma sencilla y segura, ahorrándose más problemas y sufrimientos.

 

Conclusiones

Ciertamente, pasar por un duelo hace que las emociones nos abrumen o que no puede superarlas, quizás hablar con un profesional de salud mental calificado como un psicólogo le podría ayudar a lidiar con sus sentimientos y recuperar el rumbo para salir adelante.

 

Si tomamos en cuenta que la mayoría de nosotros puede superar la pérdida y continuar con nuestras vidas, nos damos cuenta de que los seres humanos, por naturaleza, tenemos una gran capacidad de resiliencia. Pero algunas personas lidian con el duelo por más tiempo y se sienten incapaces de llevar a cabo sus actividades cotidianas. Estas personas podrían pasar por lo que se conoce como duelo complicado y les podría beneficiar la ayuda de un profesional de salud mental calificado como un psicólogo que se especialice en el duelo.

 

Un tema de suma importancia es considerar que lo único seguro que tenemos en esta vida es que en algún momento vamos a partir, por esto es conveniente pensar y planificar nuestra partida, para no dejarle problemas a nuestros familiares.

 

En Funeza, contamos con un Plan de Previsión que te permite hacer todos los arreglos funerarios anticipadamente, evitando con esto que ninguno de sus seres queridos tenga que tomar decisiones bajo condiciones emocionales desfavorables, en ese momento.

 

Adicional a la tranquilidad y carga emocional de la que liberará a su familia, económicamente hacer los arreglos funerarios de manera anticipada trae múltiples beneficios.

 

¡No esperes más!, Contáctanos y pregunta por nuestros servicios.

Ataúd. No sólo es una caja de madera.

ataúd, inhumación, funeza, sucursales, servicios funerarios
Bueno, aquí te platicamos un poco al respecto. Desde tiempos remotos el hombre ha buscado la forma de preservar el cuerpo de las personas que tenían un valor significativo en su vida cuidándolo de los elementos naturales y manteniéndolo en condiciones semejantes a que estuviera con vida aún, en algunos casos también como ceremonia para alcanzar la vida después de la muerte… En cuanto al origen de la palabra ataúd, es una palabra de origen árabe, at-tābūt que significa caja o tumba. En cambio, los judíos españoles lo llamaban tabut. En Egipto se empezaron a utilizar sarcófagos hace ya más de 4500 años, porque se creía que así el difunto tendría vida eterna. Los enterramientos egipcios se hacían introduciendo al difunto en enormes ataúdes de piedra pulida cubierta de jeroglíficos que contaban la vida del ocupante, o en estuches fabricados en madera pintada con forma de ser humano. Uno de los sarcófagos más antiguos de los que se tienen registro se encontró en las cercanías de la pirámide de Giza y data de hace 4500 años. En el Museo de Arqueología de Copenhague se conserva un ataúd primitivo de la Edad de Bronce, hecho con el tronco de un árbol que se ahuecaba para albergar el cadáver, esta fue la forma más común de inhumación entre las clases populares hasta el siglo XVII, cuando se universalizó el uso del ataúd en Europa. En otras civilizaciones se puede notar el uso de diversas técnicas de embalsamado y preservación del cuerpo. En el mundo judío de tiempos de Cristo se enterraba envolviendo el cuerpo en un sudario. Tanto en la Antigua Grecia como en el Imperio Romano daban a sus ataúdes diversas formas: urnas, receptáculos hexagonales, triangulares e incluso rectangulares donde el difunto era colocado. El material utilizado era arcilla o greda quemada, ya que eran materiales fáciles de moldear. Por otra parte en Europa aproximadamente en el año 700 A.C., los celtas fabricaron cajas de piedras planas para enterrar a los cuerpos; sin embargo, lo común era inhumar a sus muertos envueltos en un sudario como lo hacían los antiguos griegos, o bien, en cajas de madera. Aunque a principios del siglo XVII sólo las clases adineradas y de la nobleza podían enterrarse en ataúd. Se consideró pecado de vanidad el que un pobre se enterrara de esa manera: lo normal era meterlo en el hoyo envuelto en una sábana. Tras la revolución industrial el uso de materiales en los ataúdes propiciaron el uso de diversos materiales para su elaboración lo que dio variedad en a los acabados y calidad de los ataúdes. Para finales del siglo XX, los ataúdes de madera eran los que gozaban de más simpatía entre la gente, sin embargo la producción de sarcófagos de acero aumentó en los años 60, ya para los años 70, la producción de ataúdes de metal aumentó aún más. Actualmente es una caja, que puede ser de diferentes materiales, normalmente de madera rústica o de buena calidad, barnizada, con un acolchado en su interior, que puede llevar un vidrio, o bien, pueden ser semiabiertos, con grabados y detalles en el exterior del mismo. El ataúd se ha mantenido a lo largo de los siglos como un elemento icónico en la cultura de varias naciones, sin importar el idioma o creencias religiosas, en la que se depositan los restos para protegerlo en su exposición, transporte y entierro. Un ataúd se concibe con la idea de proteger el cuerpo del entorno inmediato, que sus restos no se dispersen, o como una forma de demostrar consideración y respeto al difunto.

¿Cómo honrar la vida de mis fallecidos?

ceremonia, funeral, funeza, servicios funerarios, ataúd, cremación, familia,

Todas las culturas disponen de una forma particular de entender la muerte y de honrar a sus difuntos. En noviembre, el Día de Todos los Santos, según la tradición católica, es el momento para realizar este ritual recordatorio de las personas queridas que han fallecido.

No es mucho lo que se necesita para honrar a un ser querido que haya fallecido. Cada vez que se detiene a pensar en esa persona, como la forma en que se reía, cómo le gustaba su café, esa sonrisa especial que sólo a ti te regalaba, eso es honrar a un ser querido.

¿Qué significa honrar?

En nuestra época, los rituales corren el riesgo de quedarse desprovistos del significado real que los originó. Uno puede entonces repetir unos gestos, una costumbre, e ir en este caso al cementerio o al lugar donde se depositaron las cenizas sin conectar con lo que realmente le llevó allí. O, para quienes no se identifican con cierta religión, puede carecer de sentido seguir una tradición ajena a sus valores.

Las raíces de la identidad

Y es que honrar significa precisamente que ese nadie, esa persona que ha abandonado esta existencia se convierta en alguien, mostrándole respeto, consideración, ofreciéndole reconocimiento, un lugar en la familia y en la sociedad. Sea uno o no creyente, aquellos que le han precedido son las raíces sobre las que se ha edificado su identidad. Somos quienes somos en gran parte por las relaciones que han conformado nuestra vida, por las personas que han marcado de algún modo nuestra existencia.

Ideas para honrar a un ser querido

  • Acepta la pena

Es cierto que la actitud optimista es una gran aliada en nuestra vida, pero hay situaciones que requieren de la tristeza y la frustración. Acepta que te sientes así y el motivo por el que lo sientes. Piensa que las emociones se presentan al inicio de forma brusca, nos cambian la vida, pero que poco a poco, a medida que nos adaptamos a la pérdida, van perdiendo intensidad. Deja que todo siga su curso natural.

  • Visitar lugares asociados a la persona fallecida

Algunos lugares pueden ser el cementerio, o donde se hayan esparcido sus cenizas o simplemente algún lugar que le gustaba mucho (una playa, un parque de diversiones, un restaurante, etc.). Aunque físicamente no puedas estar con la persona fallecida, tal vez le sirva de ayuda reservar un momento adecuado para ir a algún lugar donde sienta su cercanía. Considere la posibilidad de ir toda la familia, ya sea una vez por semana, por mes o por año. 

  • Practicar el deporte o el pasatiempo preferido de la persona fallecida

Si jugaba al básquet, sería bueno poder ir toda la familia a jugar a un parque. Si le gustaba el arte, tome clases de pintura. Puede ser una manera sanadora (y divertida) de honrar a tu ser querido. 

  • Comer el platillo favorito de su ser querido

Para el cumpleaños o el aniversario del fallecimiento de tu ser querido, ve a su restaurante preferido o prepara en casa ese platillo. Disfrútenlo tanto como si fuera esa persona.

  • Hacer un álbum de recuerdos

Reúne fotografías, notas y todo tipo de recuerdos de tu ser querido en un álbum. Los álbumes de recuerdos son ideales porque son como un diario visual que nos permite mirar atrás y recordar anécdotas de la persona fallecida. También puedes integrar sucesos posteriores a su partida como símbolo de que la vida continúa sin la compañía de tu ser querido.

  • Planea fechas importantes

Considera la posibilidad de celebrar el cumpleaños de tu ser querido como siempre o hacer algo que le hubiera gustado, como ver su película favorita, etc. Durante las festividades tal vez sientas consuelo en incluir a la persona fallecida en las tradiciones familiares como recordatorio de que todavía está allí, aunque sea de otra manera. Por ejemplo, encender una vela o vaso de agua en su honor, o incluso poner un plato adicional en la mesa. Disfruta de las tradiciones que le gustan, pero también comienza otras nuevas. Con ello, la familia puede descubrir un sano equilibrio entre honrar el pasado y avanzar hacia el futuro.

  • Recuerda los aspectos positivos de su personalidad

Tal vez recuerdes a tu ser querido por su sentido del humor, generosidad, espíritu deportivo o ternura. Piensa en todos los aspectos de su personalidad que más admiraban en su familia.

  • Sufrir no significa querer más a la persona

Cuando recordamos a las personas que se han ido, parece que tuviéramos que hacerlo con pena y no con risa. En nuestra sociedad relacionamos la pena por alguien con el amor que le profesábamos. Y si no lloras, no lo sientes. Es un error. Las muestras de amor son la dedicación, el tiempo compartido, la comprensión, la ayuda que has prestado, el cariño, la comunicación, pero no la tristeza por la pérdida.

  • Quédate con todo lo que aportó esa persona a tu vida

Aprende a disfrutar de la persona fallecida. Recordar aviva los sentimientos y emociones y podemos llegar a experimentar emociones idénticas a las vividas en la situación real. Así que trata de echar leña para que los recuerdos sean entrañables, incluso graciosos, en lugar de tristes.

Conclusión

Una vez finalizado el funeral y luego de retirar todas las cosas del ser querido, tener una forma especial de honrarlo puede ayudar a aliviar el dolor durante el proceso de duelo. Honrar a un ser querido luego de su partida permite que la conexión tan estrecha que existió en vida continúe luego de su fallecimiento.

Nadie quiere pensar o hablar sobre perder a un ser querido antes de tiempo, pero anticiparse a planear y tomar decisiones hoy sobre un problema que sabemos que en algún momento habrá que resolver, es un acto de responsabilidad y afecto hacia nuestras familias.

El arreglo de un funeral implica una serie de decisiones que deben tomarse con la familia de manera anticipada, y adicionalmente conlleva una serie de costos que cuando no se está preparado, pueden generan gastos innecesarios que afecten las finanzas familiares cuando se toman decisiones bajo presión o situaciones emocionales desfavorables, estado en el que generalmente se encuentra toda la familia cuando se enfrenta al deceso de un ser querido.

Plan de Previsión Funeza es una solución que le permite de una manera anticipada y planeada adquirir los servicios funerarios para el futuro.

Esta es la verdadera función de las flores en un velorio y el entierro.

Flores, funeral, Funeza, servicios funerarios

Dado que el fallecimiento es inevitable e implica costos importantes, la planificación de gastos funerarios representa un gran beneficio y evita presiones familiares.

Anticipar este gasto ayuda a escoger un plan acorde con gustos, necesidades y capacidad económica, lo que aliviaría gastos y presiones para toda la familia, pues hay certeza de que se tendrá el tipo y el precio de homenaje elegido.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), es importante que las personas se den tiempo para comparar precios, características y ofertas de servicios funerarios.

El duelo de perder a un ser querido tiene que ser tomado con tranquilidad, y evitar tomar decisiones apresuradas o tener que hacer pagos y trámites fugaces, cuando la verdad no tenemos cabeza para pensar en ello como familiares.

De acuerdo con datos del periódico El Financiero durante el 2015, en México, sólo el 1.4% de la población tuvo una previsión de sus gastos funerarios, mientras que en Malasia, en donde se tiene un nivel socioeconómico similar al de nuestro país, la cifra es del 8%, en Estados Unidos es del 17%, en Francia es del 28%, y en España del 70%.

Beneficios morales

 

  • Tener la tranquilidad de prevenir el futuro.
  • El servicio es absolutamente transferible a cualquier persona cercana.
  • Evita que tú y tu su familia enfrenten repentinamente los trámites y costos de un funeral.
  • Evita gastos innecesarios por la presión del momento.
  • Evita problemas entre familiares sobre quién debe hacerse responsable de los costos del funeral.
  • Protege a tus familiares desde el mismo momento de la contratación.
  • Evita a la familia la angustia de la toma de decisiones sobre la capilla y el tipo de servicio que desea.
  • Simplifica los trámites necesarios frente a un fallecimiento.
  • Respetar la voluntad y decisiones de la persona en vida


Beneficios físicos

  • Las agencias se comprometen a dar el servicio contratado, sin excusas.
  • Las agencias cuentan con las mejores instalaciones, respaldadas por el prestigio, tradición y confianza de sus propietarios.
  • El contrato puede modificarse en el futuro, si se desea cambiar de nivel o sucursal.
  • Los servicios se prestan con los máximos estándares de calidad, dando a la familia un trato acorde a la situación por la que atraviesa.


Beneficios económicos

  • Congelar el precio pactado, existen variedades y plazos de pago de acuerdo con las necesidades de cada persona.
  • Solucionar el gasto que de una u otra manera debe de ser cubierto en el momento de requerir el servicio funerario.
  • Los programas de pago van de acuerdo con la posibilidad de cada persona, con mensualidades e intereses congelados. Las facilidades de pago incluyen hacerlo en gran cantidad de sucursales bancarias a nivel nacional o internacional.
  • Es una inversión segura y se adquiere sin la presión económica y moral del momento

Planear con anticipación

Si te preocupa que tus seres queridos tengan un gasto excesivo, hazles saber sobre tus preferencias con anticipación, comenzando por si quieres ser inhumado o cremado. También es una buena idea hacer una lista con el tipo de servicio que prefiere (una velación tradicional, un servicio junto a la tumba o cremación), así como el lugar del servicio (en una iglesia, una funeraria o un cementerio).

Aunque es posible que no pueda escribir todos los detalles de sus últimos deseos, tomar estas decisiones con anticipación le puede dar a su familia una guía a seguir y ayudarles a reducir la confusión emocional y el gasto excesivo cuando llegue el momento.

En el mercado existen opciones de previsión funeraria, con las cuales es posible adquirir servicios con anticipación a un costo inferior al correspondiente a casos de necesidad inmediata.

No tengas miedo de investigar los costos funerarios.

Al elegir qué servicios vas a usar, es importante entender todas las opciones. Contactar varias funerarias le proporcionará un rango de precios para los servicios disponibles en su área. Las funerarias deben proporcionarte información general sobre precios por teléfono o en una cita personal para cualquier servicio que te interese.

La mayoría de las funerarias te cobrarán una “tarifa de servicios básicos” que incluye servicios que son comunes en todos los funerales, independientemente de los arreglos específicos. Éstos pueden incluir, obtener copias del certificado de defunción, tramitar cualquier permiso necesario, resguardar los restos mortales y coordinar los arreglos. La tarifa no incluirá ningún servicio o productos opcionales, tales como el ataúd.

 

Apégate a tu presupuesto

Incluso los mejores planes no pueden solucionar el dolor que experimentarás antes del funeral. Las familias a menudo se sienten presionadas a gastar en exceso para honrar la memoria de su ser querido. Algunas funerarias pueden empeorar las cosas al aprovechar la situación, a menudo promocionando los artículos más caros.

Al investigar los costos del funeral con anticipación, puedes establecer un rango de gastos con el que te sientas cómodo. Compara los costos con varios proveedores de servicios funerarios y decide qué artículos son necesarios y de qué elementos puede prescindir.

 

Costo de un funeral

Los costos son muy variables y van de acuerdo con tu presupuesto. Según el Consejo Mexicano de Empresas de Servicios Funerarios, (Comesef), los paquetes se clasifican en básicos, intermedios y de lujo.

Los precios de un servicio básico inmediato pueden ir desde los 3 mil hasta los 17 mil 400 pesos. Mientras que los servicios intermedios tienen un costo de hasta 70 mil pesos y los servicios de lujo pueden ser superiores a los 100 mil pesos.

Claro, esto dependerá del tipo de ataúd, la distancia del traslado, el lugar de la velación, si incluye cremación, un nicho, entre otros. Todo puede ser ajustado a tu presupuesto. Así que no olvides comparar precios en al menos tres funerarias.

Debes saber que, por lo general, el precio se distribuye de la siguiente manera: 52% se destina al ataúd; 20% a la sala de velación; 9% a la gestoría; 8% a la carroza para los traslados y el 7% es para el arreglo estético del fallecido. Estos porcentajes pueden ser clave para comparar precios.

En Funeza contamos con excelentes planes de previsión funeraria que te permitirá hacer todos los arreglos funerarios anticipadamente, evitando con esto que ninguno de sus seres queridos tenga que tomar decisiones bajo condiciones emocionales desfavorables, en ese momento.

Así que te recomendamos hacer un presupuesto con base en tus ingresos para que puedas dejar pagado tu funeral, sin dejar endeudada a tu familia.