Cómo enfrentar la muerte de un ser querido

como-enfrentar-la-muerte-de-un-ser-querido.

La pérdida de un ser querido es uno de los momentos más desafiantes y dolorosos que podemos afrontar en nuestras vidas y saber cómo enfrentar la muerte de un ser querido no solo se trata de pasar por las diversas etapas del duelo, sino también de aprender a vivir con esa ausencia de una manera saludable y, eventualmente, encontrar paz en nuestros corazones. 

En el camino hacia la sanación, contar con apoyo emocional y entender el proceso de duelo son esenciales para lograr la resiliencia y continuar avanzando.

Aquí encontrarás una guía que no pretende decirte exactamente qué hacer, sino más bien, ser un soporte y ofrecer herramientas que podrían ayudarte a enfrentar la muerte de un ser querido. 

No estás solo(a) en este camino, y aunque cada experiencia de luto es profundamente personal y única, hay estrategias y consejos para la pérdida que pueden ser una esperanza para ti. 

¿Cuál es el duelo más difícil de superar?

El duelo más desafiante de superar es increíblemente subjetivo y está inextricablemente vinculado a la profundidad de la conexión, las circunstancias de la pérdida y las herramientas emocionales del doliente. 

Sin embargo, se dice que el duelo por la pérdida de un hijo es a menudo percibido como el más arduo, dado que desmantela el orden natural percibido de la vida y los sueños e inversiones futuras que los padres han colocado en sus hijos.

¿Cuánto dura el dolor por la pérdida de un ser querido? 

El dolor por la muerte de un ser querido no posee un reloj predefinido. Algunos expertos sugieren que un periodo de duelo puede oscilar entre seis meses y dos años, pero la realidad es que puede cambiar, más que concluir. 

Un estudio de Harvard Health Publishing propone que, mientras algunas personas comienzan a sentir alivio después del primer año, para otros, el tercer y cuarto año pueden ser especialmente difíciles, ya que el apoyo social puede disminuir y la realidad de la pérdida se asienta más profundamente.

El duelo también se transforma, evoluciona y, en muchas ocasiones, encuentra espacios  sutiles en nuestras vidas para manifestarse en momentos inesperados. 

Según un trabajo realizado por Pauline Boss, Ph.D., autora del libro Ambiguous Loss, el dolor puede presentarse en olas, atenuándose y luego resurgiendo en aniversarios, festividades, o incluso momentos aparentemente mundanos que de alguna manera evocan la memoria del ser querido perdido. 

Asimismo, el “duelo integrado” se refiere a cómo este y la vida continúan en paralelo, entrelazándose de maneras que permiten que la persona doliente lleve adelante su vida mientras continúa llevando consigo el amor y la memoria de quien ha perdido. 

Este concepto destaca la idea de que no necesariamente “superamos” el dolor, sino que lo integramos en nuestras vidas de una manera que nos permita continuar.

¿Cómo afrontar la muerte de un ser querido?

Enfrentarse al vacío que deja un ser querido es uno de los procesos más universales, y a su vez, personalmente únicos que un ser humano puede experimentar. 

Aunque los caminos son variados y multiformes, vamos a explorar algunas aproximaciones y herramientas que podrían ofrecer un cierto confort al pasar por la muerte de un ser querido. 

1. Crear un espacio para el dolor

Permitirse sentir, sin juicio ni expectativas, es fundamental, pues este es un proceso que requiere su propio tiempo y espacio. 

La sociedad a menudo nos incita a “seguir adelante” o “superarlo”, pero es esencial reconocer y validar nuestras emociones y permitirnos vivir el duelo en nuestras propias condiciones.

2. Apoyo profesional y grupal

El apoyo profesional, tal como un psicólogo, psiquiatra, tanatólogo o un consejero de duelo, puede brindar herramientas y estrategias para navegar a través de estas intensas emociones. 

Además, los grupos de apoyo ofrecen un lugar seguro donde compartir y explorar su dolor con otros que experimentan pérdidas similares.

3. Rituales y memoria

Crear o mantener las ceremonias o rituales que honren a la persona perdida puede ofrecer un consuelo significativo. Puede ser un evento anual, un rincón especial en casa, o cualquier acto que permita mantener viva su memoria de una manera que conforte. 

4. Expresión del dolor

Encontrar una vía de expresión para el dolor es esencial. La escritura, la creación artística, la música, o cualquier forma que permita dar voz a este puede ser increíblemente terapéutica para enfrentar la muerte de un ser querido. 

5. Cuidado personal

No hay que subestimar la importancia del cuidado físico. Dormir adecuadamente, nutrir tu cuerpo y ejercitarse son pilares que sustentan tu bienestar emocional y mental durante este duro tránsito.

6. Explorar la espiritualidad

Para algunos, la espiritualidad o la fe pueden ser un faro, por ello, explorar y buscar respuestas o consuelo en una práctica espiritual o religiosa puede ofrecer un marco de sentido y conexión. 

7. Construir un legado

Para algunos, canalizar su dolor hacia la creación de un legado que honre a su ser querido puede ser una forma poderosa de encontrar significado. Esto podría involucrar obras caritativas, proyectos, o simplemente continuar compartiendo su historia.

8. Redescubrir la alegría

Con el tiempo, permitirse redescubrir momentos de alegría y paz, sin culpabilidad, es un paso vital para enfrentar la muerte de un ser querido.  Recordar que este probablemente desearía verte encontrar momentos de felicidad y amor a pesar de su ausencia.

9. Aceptar la nueva normalidad

La aceptación no significa olvido, sino reconocer la nueva realidad en la que la presencia física del fallecido ya no está, pero su esencia perdura en nuestros recuerdos y corazones.

10. Continuar la conexión

El diálogo interno y la conexión con la persona no necesitan finalizar. 

Mucha gente encuentra consuelo cuando sienten la presencia de quien hayan perdido, ya sea a través de sueños, conversaciones internas o en encontrarlos en los pequeños momentos y señales de la vida cotidiana.

Conclusión

Enfrentar la muerte de un ser querido es un camino que parece arduo y el dolor, infinito. 

Aquí es donde programas como “Al Ritmo del Corazón” de Funeza hacen una diferencia genuina, proporcionando un apoyo amable y necesario. Este programa gratuito ofrece una variedad de recursos como lo son  sesiones de terapia individual, grupos de  apoyo, podcasts y contenido especializado, para guiar y apoyar a las familias durante estos momentos tan complejos y devastadores. 

El dolor por la pérdida de un familiar o amigo no es un viaje que se deba realizar solo y nosotros lo entendemos, por eso, te brindamos un espacio seguro y compasivo, donde las emociones son validadas y compartidas. 

Las experiencias y las palabras de especialistas proveen una guía y, más importante aún, un recordatorio constante de que no estás solo en este difícil trayecto.

Funeza está aquí para acompañarte, en cada pausa y cada avance, hacia la paz y la aceptación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *