Duelo en niños: Etapas y procesos. (Pt. 1)

Anteriormente te comentamos que dependiendo del grado de comprensión del niño es cómo podemos abordar el tema de la pérdida con él o ella, por ello es que te dejamos una pequeña guía con la cuál podrás entender un poco mejor las etapas y ciertos procesos del infante.

Bebés y niños pequeños:

Cómo tal ellos aún no tienen una conciencia exacta o la madurez para tratar el tema, sin embargo cuando se experimenta una pérdida dentro de su entorno, ellos pueden sentir como la persona cercana o quien los cuida se siente afectada por este hecho, es por ello que es importante reconocer nuestro propio dolor y sentirlo, de igual forma el mantener tantas rutinas como sean posibles ayudará a crear una sensación de seguridad en el menor.

Consejo tanatológico: “En la edad preescolar (de 0 a 4 años) es importante estimularlo con música clásica y apuntar a la estimulación temprana, esto ayudará a que  el niño equilibre sus emociones por medio del juego y la exploración.

Niños en etapa preescolar:

En esta etapa los niños ven la muerte como algo temporal, esto debido a que en las caricaturas y programas infantiles se presenta a la misma como algo pasajero, cómico e inverosímil. 

Por ello es que debemos tomar en cuenta que todo lo que se le diga, se le enseñe y escuche el infante lo tomará de forma literal, por ello se recomienda que al tocar este tema, se comunique de manera clara, usando un lenguaje simple, evitando eufemismos y frases que puedan llegar a confundir o causar algún tipo de ansiedad, conflicto o miedo en el menor. (“Se fue a dormir”, “viajó al más allá”, etc.)

Consejo tanatológico: “Debemos evitar hacer promesas o decirle al niño frases del estilo “se fue de viaje” o que es una estrella, ya que ellos lo toman como una ilusión y  esto también cuenta como duelo, haciendo que este último sea mucho más fuerte, creando un apego a la espera del regreso de esa persona.”

Si quieres conocer más sobre este tema no olvides revisar nuestra segunda parte, en donde hablaremos sobre los niños en etapa preescolar y los adolescentes.

De igual forma te dejamos más artículos al respecto aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *