La 5 heridas del alma y cómo afectan nuestra vida diaria

Estas heridas, según la reconocida ensayista canadiense Lise Bourbeau, están incrustadas en nuestra alma debido a experiencias traumáticas durante la infancia. A continuación, describiré cada una de estas heridas y cómo puedes trabajar con ellas:

  • Herida de Rechazo: También conocida como la “Máscara de Huida”, esta herida se origina entre el nacimiento y el primer año de vida debido a la actitud del padre del mismo sexo. Quienes la sufren pueden sentir dudas sobre su propia existencia y tienden a buscar la soledad, El cuerpo de quienes tienen esta herida puede manifestar una búsqueda constante de escape.
  • Herida de Abandono: Surge por experiencias de abandono emocional o físico en la infancia. Las personas con esta herida pueden sentir miedo al apego y dificultad para establecer relaciones duraderas. Trabajar en la confianza y la autoestima es fundamental para sanar esta herida.
  • Herida de Humillación: Se origina por situaciones en las que nos sentimos avergonzados o menospreciados. Las personas con esta herida pueden desarrollar una autoimagen negativa y dificultades para expresarse. La aceptación y el autocuidado son esenciales para sanarla.
  • Herida de Traición: Resulta de experiencias en las que se rompe la confianza. Quienes la padecen pueden tener dificultades para confiar en los demás y establecer vínculos profundos. Trabajar en la comunicación y el perdón es clave para sanar esta herida.
  • Herida de Injusticia: Surge cuando percibimos que se nos ha tratado de manera injusta o desigual. Las personas con esta herida pueden sentir ira y resentimiento. Practicar la empatía y buscar soluciones constructivas ayuda a sanarla.

La identificación de estas heridas, así como su origen nos ayudan a poder darle sentido a nuestras acciones, así como a nuestra forma de actuar y reaccionar ante ciertos estímulos, lo que nos da una mejor concepción de nosotros mismos, así como un mejor manejo al momento de enfrentarnos ante estas situaciones desencadenantes.

Para poder ayudarte Funeza pone a tu disposición su programa de recuperación emocional, Al Ritmo del Corazón, el cuál te brinda acompañamiento y las herramientas necesarias para comenzar tu camino hacia la sanación de estas heridas y muchas más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *